Bienvenida

Nací una madrugada de buenos augurios. Me nacieron al sol y a la luna. Esas fueron las brujas que acudieron al evento. La del sol me otorgó la luz, un brillo especial, dijeron; la de la luna, un resplandor enigmático y moderador de mareas. Yo creo que no lograron el equilibrio perfecto, porque habitualmente el brillo se me amortigua, y las mareas se me van y se me vienen…

También acudió a mi nacimiento otra bruja que sacudió sobre mí el Libro de las Palabras Locas… que surtió algún efecto, pues no puedo parar de leer y escribir.

Unas veces es liberación, otras, esclavitud, pero algo hay seguro: Es maravilloso.

Hay que entender que entre soles, lunas, mareas y palabras locas, pues no se pueda ser muy coherente a veces…

De repente me convierto en una persona solunapalabrilocamareada, y así me va…

Una última cosa:

¡FELPUDITO Y BIENVENIDA!

Anuncios