LAS CARTAS

Son bienvenidas las cartas de los amigos lejanos, lejanos en la distancia, en el pensamiento próximos…
Recorren mucha distancia las letras consoladoras y mis ojillos se alegran cuando del buzón asoman.
Leo el remite (casi nunca es necesario pues esas letras escritas de determinada forma ya delatan al autor de las noticias en el sobre conservadas).
Las retengo en mis manos unos segundos preciados para disfrutar despacio del tesoro hallado.
Después, en cómodo asiento, me dispongo a la lectura; roto el sobre la comienzo, y mi amigo se persona.
A mi lado se mantiene mientras recreo su aspecto, su ser, su esencia… me quedará durante un rato esa presencia.
Se mezclará con nostalgia, andaduras y recuerdos que persistirán un tiempo.
Él luego volverá a su casa con difuminado aspecto y yo quedaré en la mía deseando el reeencuentro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s